Orígenes del Taekwondo

La gente en la era primitiva, sin tener en cuenta el lugar en que viviera, tuvo que desarrollar habilidades personales para conseguir los alimentos y defenderse del ataque de sus enemigos, incluidos entre estos los animales salvajes. Así mismo tuvieron que inventar armas para defenderse mas eficazmente y subsistir en condiciones menos difíciles.

 

 

alt

Sin embargo, incluso después de haber aprendido el uso de las armas, nunca dejaron de promover el desarrollo de su cuerpo y espíritu por medio de la práctica de varios juegos en forma de ritos religiosos. Los antepasados del pueblo coreano que se instalaron en varios lugares de esta tierra después del neolítico, practicaban muchas de las actividades anteriormente mencionadas y que son los más claros ejemplos de las actividades deportivas que practicaban en sus ritos religiosos. Finalmente se transformaron en ejercicios para mejorar la salud o las habilidades marciales. El origen del Taekwondo puede remontarse a la dinastía Kogurio, fundada en el año 37 a.C., ya que en las tumbas reales construidas en esa época se pueden ver murales con escenas de práctica del Taekwondo. El Taekwondo también se practicó en la dinastía Silla. Silla fue un reino que se fundó en la parte sur de este territorio, unos 20 años antes que Koguryo en el norte; fue famosa por su HWARANG. La cultura y las artes marciales coreanas del período se enriquecieron con la influencia del HWARANGDO, organización militar, educativa y social para los jóvenes de la nobleza de esta dinastía. Su significado es "La Orden de los Caballeros Jóvenes". La influencia del HWARANGDO representó un papel trascendental en la unificación de la península de Corea. En consecuencia se puede decir que durante el período de estos reinos se practicaba un arte muy similar al que se conoce en nuestros días como Taekwondo; hechos valiosos que indican que no es solo de origen autentico coreano sino que además conservó su desarrollo independiente a lo largo de la historia de Corea.

 

Chile Open 2015